¿Qué vehículos deben tener concertado el seguro obligatorio?

El seguro obligatorio de responsabilidad civil es un requisito legal para todos los vehículos que circulan por las vías públicas de España. Su objetivo es proteger a terceros de los daños que el vehículo asegurado pueda ocasionarles.

Vehículos obligados a contratar el seguro

La obligación de contratar el seguro obligatorio afecta a los siguientes tipos de vehículos:

  • Automóviles (turismos, todoterrenos, furgonetas)
  • Motocicletas y ciclomotores
  • Camiones y autobuses
  • Remolques y semirremolques
  • Maquinaria agrícola y de construcción que circule por vías públicas

Excepciones a la obligación

Existen algunas excepciones a la obligación de contratar el seguro obligatorio, entre las que se incluyen:

  • Vehículos que no circulen por vías públicas, como tractores utilizados exclusivamente en explotaciones agrícolas
  • Vehículos históricos o de colección que solo se utilicen ocasionalmente
  • Vehículos de movilidad personal, como patinetes eléctricos y bicicletas de pedales

Consecuencias de no contratar el seguro obligatorio

No contratar el seguro obligatorio puede acarrear graves consecuencias, entre las que se encuentran:

  • Multas de hasta 3.000 euros
  • Inmovilización del vehículo
  • Pérdida del permiso de conducir
  • Responsabilidad personal por los daños causados

Coberturas mínimas del seguro obligatorio

El seguro obligatorio debe incluir, como mínimo, las siguientes coberturas:

  • Daños materiales a terceros (hasta 70 millones de euros)
  • Daños personales a terceros (hasta 15 millones de euros)
  • Gastos médicos y farmacéuticos (hasta 98.000 euros)
Leer Más:  Actuación en un Accidente de Tráfico con Heridos Implicados

Recomendaciones

Para garantizar una protección adecuada, es recomendable:

  • Contratar un seguro obligatorio con una cobertura acorde a las características del vehículo y el uso que se le da.
  • Revisar periódicamente la póliza y ajustarla si es necesario.
  • Conducir con precaución y responsabilidad para evitar accidentes y daños a terceros.

El cumplimiento de la obligación de contratar el seguro obligatorio es esencial para proteger tanto a los conductores como a los terceros de los daños que puedan producirse en caso de accidente. No tener concertado el seguro obligatorio puede acarrear graves consecuencias legales y económicas.

Característica Consejo Punto clave
Obligatoriedad Todos los vehículos deben tenerlo Cumplir con la ley
Coberturas mínimas Responsabilidad civil por daños a terceros Protección básica para terceros
Consecuencias de no contratarlo Multas, inmovilización, pérdida del permiso Responsabilidad personal por daños
Coberturas recomendadas Adecuadas al vehículo y uso Protección adicional
Revisión periódica Ajustar la póliza según sea necesario Mantener la cobertura adecuada
Conducción responsable Evitar accidentes y daños Protegerse y a otros

que-vehiculos-deben-tener-concertado-el-seguro-obligatorio

¿Qué vehículos están obligados a tener un seguro obligatorio?

Todos los vehículos que circulen por las vías públicas de España, incluidos:

  • Automóviles (turismos, todoterrenos, furgonetas)
  • Motocicletas y ciclomotores
  • Camiones y autobuses
  • Remolques y semirremolques
  • Maquinaria agrícola y de construcción (si circula por vías públicas)

¿Hay excepciones a la obligatoriedad del seguro?

Sí, existen algunas excepciones:

  • Vehículos que no circulen por vías públicas (por ejemplo, tractores en explotaciones agrícolas)
  • Vehículos históricos o de colección que solo se utilicen ocasionalmente
  • Vehículos de movilidad personal (patinetes eléctricos, bicicletas de pedales)

¿Cuáles son las consecuencias de no tener un seguro obligatorio?

Graves consecuencias:

  • Multas de hasta 3.000 euros
  • Inmovilización del vehículo
  • Pérdida del permiso de conducir
  • Responsabilidad personal por los daños causados